Katie Bouman: La mujer que fue clave para obtener por primera vez la imagen de un agujero negro

Con tan solo 29 años, 
Katie Bouman 
es experta en ciencias de computación y ya ha marcado la historia.

Katie Bouman, estudiante del Massachusetts Institute of Technology (MIT) logró crear un algoritmo que permitió la primera fotografía de un agujero negro. Comenzó a desarrollar el algoritmo hace tres años, lideró el desarrollo de un programa informático con el que se obtuvo la impresionante fotografía, tomada a 500 millones de billones de kilómetros de la tierra.

Un telescopio del tamaño de la Tierra

El agujero negro en el corazón de M87 está en el cercano cúmulo de galaxias Virgo y es 6.500 millones de veces más masivo que el Sol. Observarlo desde la Tierra es comparable a divisar desde la Luna una pelota de tenis en la superficie de nuestro planeta.
Debido a un fenómeno físico llamado difracción, existe un límite al tamaño de los objetos distantes que se pueden ver: cuanto más pequeños o lejanos sean, mayor es el telescopio necesario. En este caso, los científicos escogieron detectar la luz que rodea al horizonte de sucesos en la longitud de onda de aproximadamente un milímetro. En esta banda del espectro electromagnético —entre infrarrojo y microondas— la luz puede sortear los obstáculos de gas y polvo desde el centro de la galaxia M87 hasta el Sistema Solar en la Vía Láctea, pero para observar el agujero negro en esa longitud de onda, sería necesario un radiotelescopio del tamaño de la Tierra.
Por eso se creó la red de telescopios del EHT, que unifica los datos provenientes de antenas en EE UU, México, Chile, España y la Antártida, mediante un proceso llamado interferometría. Cuantos más observatorios se añaden, y más distanciados están, mejor resolución del agujero negro se puede obtener al sincronizar sus observaciones.

Reacción al ver por primera vez la fotografía

“Viendo con incredulidad como la primera imagen que hice de un agujero negro estaba en proceso de ser reconstruida” escribió la joven de 29 años en su perfil de Facebook junto a una fotografía de ella, sin saber que su reacción terminaría convirtiéndose en una tendencia mundial en las redes sociales.

Ejemplo para futuras generaciones

Las mujeres han estado siempre en todas las ciencias y a todos los niveles, lamentablemente siempre bajo la sombra de sus pares masculinos, hoy es el momento de que ocupen su lugar en la historia y darles el reconocimiento que merecen. Así es como Katie Bouman se suma a la lista de mujeres científicas con este gran hito inmortalizado en una foto, convirtiéndose en un nuevo ejemplo a seguir para nuestras futuras generaciones.