Minería en Perú, el explosivo crecimiento de la inversión enfrentado a su tiempo de ejecución.

Este 2019 comenzó con una cifra importante para la minería peruana: la inversión en el sector alcanzó los 335 millones de dólares, registrando un crecimiento del 48% respecto al mismo mes del año anterior.

Ya no resulta extraño hablar del «boom» de la minería peruana, tampoco resultaría ajeno mencionar que para este año se destinó más de 6 millones de dólares en inversión para ampliar, centros mineros ya existentes en Perú. Éxito que según Pablo de la Flor, director ejecutivo de la Sociedad de Minería, Petróleo y Energía, se encuentra en peligro debido a la «conflictividad y burocracia».

Para el director ejecutivo este primer punto es el que está generando más conflicto en la inversión, ya que existen una serie de trámites «innecesarios», retrasando la inversión con trabas hacia los mega proyectos argumentando «No se trata de relajar estándares socioambientales, sino de incorporar una cuota de racionalidad administrativa y lógica en los procesos y requerimientos», apunta el especialista.

Paralelamente existe un constante conflicto con los recursos transferidos hacia las comunidades, lo que se debería traducir en mejores condiciones a la población y que quieres ser contrarestado con el programa minería para todos, que busca divulgar las buenas prácticas y acciones sobre el impacto medioambiental.