Polar Soul puesta a prueba camino hacia Embalse El Yeso, San José de Maipo

Sometimos a nuestra nueva funda a una dura prueba en un camino de hielo y nieve en plena zona cordillerana.

Nuestros productos pasan por distintos tipos de pruebas en un laboratorio antes de que salgan al mercado. Es testado una y otra vez bajo distintas condiciones, pero como fabricantes de productos que mejoran la seguridad de miles de usuarios, siempre hay un grado extra de incertidumbre al momento de presentar algo nuevo. Eso nos pasó con la nueva Polar Soul, y hace algunas semanas atrás nos aventuramos a realizar la mayor de la pruebas para nuestra nueva funda Polar Soul: ir hacia el embalse el yeso en plena nevazón. El resultado a continuación.

Conducimos una camioneta doble cabina con tracción 4×2 con dirección hacia el embalse ubicado a 123 km desde Santiago, y ya por la altura de Cascadas la Ánimas vemos como aparecen las primeras señales de nieve en la ruta, y ya unos kilómetros más arriba el camino estaba completamente nevado. Era el momento de colocar nuestras fundas GORILA.

La primera diferencia respecto a la cadena está en él reducido espacio que ocupa al interior del vehículo, facilitando su transporte. Lo segundo, y que nos encanta, es lo fácil que es su instalación, ya que en cosas de minutos ambas ruedas quedan con sus fundas puestas. La conducción es mucho mas suave respecto al uso de cadena, reduciendo completamente la vibración y permitiendo poder desplazarnos una velocidad un poco mayor por el camino pavimentado.

En una de las tantas curvas que pasamos para llegar a nuestro destino, vemos como distintos vehículos se toman su tiempo para pasar una zona con nieve y hielo. Unos con un buen de dominio en la conducción, logran esquivarla sin mucho apuro, mientras que otros luchan por sortear lo resbaladizo del lugar sin mucho éxito. Nosotros logramos pasar por encima del hielo y la nieve sin mayor apuro, para luego facilitarles nuestras fundas a otros conductores en el lugar.

Sin lugar a duda este es un producto que facilita con creces la conducción en caminos pavimentados con nieve y que no puede faltar este invierno, sobre todo si habitas en una zona cordillerana.