Seguridad en Altura, ¿cómo elegir, mantener e inspeccionar estos equipos?

Paolo Rivera, experto en Seguridad en Altura de nuestra empresa nos entrega una serie de recomendaciones sobre estos equipos

SEGURIDAD EN ALTURA, ¿CÓMO ELEGIR, MANTENER E INSPECCIONAR ESTOS EQUIPOS?

Según datos de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), durante el primer semestre del año 2017 el sector industrial registró un alza en accidentes laborales en faena respecto al 2016 (5,0 por cada 100 trabajadores), determinándose que gran parte de estos accidentes  laborales se deben a dos razones: no seguir los protocolos de seguridad y el desconocimiento y mal uso de los equipos de seguridad.

El trabajo en altura es una de las labores que presenta más riesgo en el mundo laboral, por lo que contar con el equipamiento adecuado y seguir al pie los protocolos de seguridad son vitales al momento de ejecutar un trabajo.

Paolo Rivera, experto en Seguridad en Altura de nuestra empresa nos cuenta en entrevista cuáles son las consideraciones más importantes al momento de comprar y utilizar equipos de seguridad.

 ¿Qué certificaciones debería tener siempre los elementos de seguridad en altura?

Todos los elementos de protección para el trabajo en altura deben contar con certificaciones según la normativa que le aplique, esta puede ser americana o europea. Ambas cumpliendo con estándares de seguridad similares y buscando resguardar la vida del trabajador como premisa.

Los arneses por ejemplo deben estar certificados bajo normas americanas (ANSI/ASSE Z359.1-2007 y ANSI/ASSE A10.32-2012) y/o normas europeas (EN361, EN358, En813) según el estándar escogido. En Chile se validan certificaciones de ambos tipos para el registro del instituto de salud pública (ISP), quien es el organismo encargado de inscribir de forma voluntaria todos los productos certificados para su comercialización.

 ¿Los elementos de seguridad en altura deben contar con un testeo especial? ¿cuál es?

Todos los elementos certificados para trabajo en altura pasan por estrictas pruebas de seguridad antes de su certificación por casas certificadoras que cuentan con las competencias y equipos necesarios para esto, como lo son ensayos de resistencia de sus componentes; estáticas y dinámicas según corresponda, resistencia a la corrosión para el caso de los herrajes y componentes metálicos, entre otras.

  ¿Cada cuánto y quien debería realizar la inspección de estos elemento de seguridad? 

Cada empresa se ve expuesta a diferentes factores que potencialmente puedan afectar la integridad, comportamiento y durabilidad de los equipos para seguridad en altura, como lo son la radiación UV, la suciedad, humedad, abrasión, agentes químicos, entre otros.

En función de la exposición con que los equipos se ven expuestos a estos factores y el tiempo de exposición se deberá definir la frecuencia de la revisión. Se recomienda considerar 2 tipos de revisiones:

  1.  Revisión de rutina: Realizada por el usuario previo a cada utilización de equipo, donde revisara la existencia de etiquetas, estado de componentes metálicos, corrosión, deformaciones costuras en textil, manchas etc.
  2. Revisión Periódica: Se revisan los mismos puntos de la revisión de rutina pero en este caso la realiza una persona calificada y autorizada para realizar esta inspección. Se debe dejar registro de esta inspección calificando los componentes inspeccionados como aprobados o rechazados según lo detectado.

La periodicidad recomendada para este tipo de revisión es de al menos seis meses, aunque en cada lugar se deberán considerar las condiciones ambientales, la frecuencia de uso y el tipo de equipo.

¿En qué debe fijarse siempre una persona que compra estos elementos de seguridad en altura? 

Al realizar la compra de productos para el trabajo en altura lo primero es pedir un producto que se encuentre certificado, con lo que asegura el cumplimiento de estándares de fabricación y seguridad del producto.

Además debe fijarse en que cumpla las condiciones que avalan su certificación; como lo son la existencia de una etiqueta del producto con información como fecha de fabricación, normativa bajo la cual es certificado, fabricante, código, manual con instrucción de uso y cuidados, etc.